miércoles, 6 de enero de 2016

Antes de terminar el 2015 los cursos de 4º ESO y 1º Bachiller construimos nuestra ¡REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE ORONOZ!


Como ya es costumbre, toda buena convivencia debe dar inicio con nuestra cena para compartir, somos ciudadanos de esta nueva República; y como tales, queremos seguir promoviendo uno de los mayores principios del ser humano “Amar es compartir” hay tanta diversidad de comida y tan buen ambiente que todos disfrutamos de ello.


Más tarde ese día, nuestros monitores nos sorprendieron haciéndose pasar por los malotes de la República. Jugamos a un Cluedo en el cual intentamos resolver el misterioso caso del asesinato de nuestro compatriota Don José Fernando Malamadre. Nuestros sospechosos Doña Victoria Florez, La Rebe, Don Federico Romanones y el generalísmo Mikel Urrutia rondaban por las calles de nuestra República y fue nuestro deber como cuerpos policiales resolver el caso y promover de nuevo la paz entre los ciudadanos. Y para finalizar nuestro primer día, como siempre nos ponemos en las manos de Nuestra Buena Madre y Marcelino Champagnat.

Después de recargar baterías por la noche y con el desayuno, nos preparamos mental y físicamente para abordar nuestro segundo día como ciudadanos de nuestra República Independiente. Como todo buen Estado, nos reunimos en el Senado para proceder a la “brainstorming” de normas para la buena convivencia en todos los rincones del país y debatir sobre ello.

Posteriormente, tras un largo debate y propuestas dimos paso a la elección de nuestros puestos de la República (Presidente, empresario, taxista, misionero, periodista, ciudadano modelo, vagabundo…) una vez finalizada esta actividad procedimos a la realización de una gymkhana para establecer la Constitución de nuestra República, formamos grupos y competimos para ver quién llegaba primero a las Cortes donde se redactará y aprobará la Constitución, tuvimos que descifrar pistas, armar rompecabezas, rendir homenaje a nuestra República a través de una redacción poética, debatir sobre la entrada de refugiados…y finalmente, tras una larga jornada de trabajo, procedimos a la deliciosa comida preparada por nuestro chef, nº 1 en la cocina del país y como somos una República tan TOP, en la cual disfrutamos de buen tiempo, pudimos celebrar nuestra primera comida oficial al aire libre en nuestras tierras, con un sol cálido y cómo no, buena compañía.


Tuvimos una tarde llena de actividades. Tras la siesta, salimos a reconocer el entorno. Entre selfies, videos, pata coja y borriquito dimos una vuelta por Bertiz.


Aprovechando el buen tiempo estuvimos jugando en los columpios y echando unas rondas a Bartolo. 


















Después de la excursión tuvimos nuestro momento de talleres. Hicimos unas rosas con capsulas de nespresso que a todos nos quedaron genial, aunque alguno destaco por su especial habilidad, también creamos unos búhos decorativos con rollos de papel y aquí plasmamos toda nuestra creatividad y quedaron chulísimos.




Nos esperaba una cena muy especial, pero era una sorpresa para todos los participantes y antes había una actividad particular. A cada uno nos tocó representar un día normal en la vida de una persona de nuestro alrededor (un joven que va al instituto, un rico empresario, una rica que no hace nada, una madre soltera, una familia, una pareja de ancianos con sus achaques e historietas, un joven que ha dejado los estudios, un bebe, un niño discapacitado, etc.); lo pasamos bien y algunos vivieron en primera persona que la vida no es fácil. 


Cuando parecía que ya habíamos terminado con esto de la interpretación, llegamos a la cena y nos encontramos el comedor dividido en mesas, cada una era la casa de las familias de la dinámica anterior y teníamos el reto de cumplir con nuestro papel durante toda la cena (la camarera tenía que servir, el vagabundo mendigar, al padre trocear la cena a los niños, etc.). Aprendimos mucho y ahora entendemos mucho más a nuestros padres, a los trabajadores y a los que más dificultades tienen.
















Por la noche tuvimos una divertidísima velada jugando por equipos al FotoZoom (teníamos que adivinar qué monumento o personaje público aparecía en la foto viendo solo un cachito), con el idiotizador cantando y diciendo trabalenguas y escribiendo el exigente dictado sobre la tía Beba. Aunque se hizo tarde, tuvimos nuestro momento de oración en el que continuamos con las manualidades y representamos en pasta Dass nuestra forma espiritual, cómo vemos nuestra relación con Dios, fue un momento de compartir muy rico.
































El último día de convivencia comenzó con mucho sueño en los ojos pero también con ilusión por saber qué nos esperaba en una nueva jornada en nuestra República. Entre todos preparamos la celebración de la palabra en la que participamos e hicimos nuestra de una manera especial; nos dejamos iluminar por la luz del Padre y nos comprometimos a contagiarla a nuestro alrededor allí donde estemos.
Estuvimos analizando las noticias de los medios de comunicación, compartimos nuestros intereses, nuestras mayores inquietudes y creamos nuestras propias noticias porque nosotros también podemos ser periodistas y publicar en las redes lo que nos interesa.

Después de hacer la primera mitad de la evaluación de una manera muy original, hicimos una coreografía guiados por nuestra artista Laura. El final era libre ¡así que no os perdáis los últimos segundos para que comprobéis que llevamos el ritmo en la sangre! (bueno algunos más que otros…)

Antes de montarnos en el bus de vuelta a Pamplona ya estábamos cuadrando las agendas para apuntarnos a la ¡próxima convivencia!

Ya en Pamplona en la estación, todos nos deseamos una Feliz Navidad y nos abrazábamos y despedíamos con cariño (algunos más que otros… xD)


No hay comentarios:

Publicar un comentario